El Equipo de Monte Bernorio se une al Proyecto Dessobriga

En octubre de 2014, la Société Archéologique de Bron (Lyon), representada por la historiadora hispanista Margarita Torrione, catedrática de la Universidad de Saboya (Francia), autora y promotora científica del “Proyecto Dessobriga” iniciado en 2013, y el equipo de Monte Bernorio, representado por el arqueólogo Jesús Francisco Torres Martínez, Doctor vinculado a la Universidad Complutensede Madrid y director del Instituto Monte Bernorio de Estudios de la Antigüedad del Cantábrico (IMBEAC), decidieron colaborar a partir de 2015 en un proyecto común.

El objetivo de esta colaboración binacional, técnica y científica es abrir nuevas perspectivas y tratar de aportar respuestas sobre las sociedades protohistóricas y su entorno en el Norte peninsular, en concreto sobre los hábitats fortificados de la Tierra de Campos, y muy en particular, las grandes “ciudades fortificadas” (oppida) de la provincia de Palencia entre la Edad del Hierro y la romanización del territorio durante el período Alto-Imperial. Es un proyecto en el que vamos a trabajar con toda nuestra energía, porque la importancia histórica y el papel destacado de estos yacimientos excepcionales de nuestra provincia lo merecen sobradamente, dándolos a conocer y potenciando su puesta en valor científica y social.

Ambas Instituciones, de tipo asociativo y sin ánimo de lucro, encabezadas por dos palentinos de cuna, conjugarán esfuerzos en favor de una «arqueología de proximidad» que con recursos económicos reducidos, como ocurre en estos momentos de crisis, sea capaz de generar propuestas atractivas de tipo cultural e histórico, nuevos lugares de interés para visitar, y suponga un nuevo impulso para la provincia. Proponiéndose además contribuir, por todos los medios a su alcance, a la divulgación de los resultados obtenidos, tanto en España como en Francia.

Torrione y Torres Martínez presentaron públicamente el 9 de Enero pasado, en la Casa de Cultura de Osorno, la Mayor el plan de acción en Dessobriga para las excavaciones del verano de 2015, propuesta de intervención arqueológica que ha sido ya sometida a la Junta de Castilla y León. Previsiblemente, esta nueva campaña de excavaciones en el yacimiento céltico y romano de Dessobriga –que extiende su cronología milenaria entre la Primera Edad del Hierro y los comienzos del siglo III de nuestra Era–, seguirá las mismas pautas estivales de trabajo que el pasado año, de mediados de julio a mediados de agosto.

El «Proyecto Dessobriga» es deudor de la implicación que en todo momento ha manifestado el Ayuntamiento y el pueblo de Osorno, consciente de que la encrucijada de caminos en que se asienta justifica un especial interés por la recuperación de su pasado. Pero también, del apoyo de la Diputación de Palencia, así como de la atención y el sostén aportado igualmente por la Junta de Castilla y León.

Dessobriga